Arelbert

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Arelbert

Mensaje por Raxtar el Vie Jul 28, 2017 1:54 pm


¿Violencia? No, no, no... No... Para eso estan los matones, yo... Prefiero artes mas sutiles.

Nombre: Arelbert.
Mote: Descúbrase onrol.

Edad: 20 años
Altura: 1,80m

Descripción psicológica:

Descúbrase onrol.

Descripción física:

Arelbert es un hombre de aspecto joven, tez ligeramente bronceada y de cuidado vello facial. Suele portar ropas de cuero cómodas para sus negocios, así como para sus entrenamientos, algo que normalmente mantiene en secreto por su propio bien principalmente. Su cabello, al igual que su barba, es de un color negro como el azabache, recogido este normalmente en una coleta que tarda un tanto en hacer para que no quede desastrosa junto a su ropa y vello facial.

Lo mas destacable del hombre, podría decirse son sus ojos, pues estos son de un color turquesa bastante llamativos, haciéndole resaltar ligeramente por ese atributo entre sus compañeros de profesión. Sus gestos son cuidados, casi ensayados en ocasiones, como si llevara bastante tiempo ganándose la vida de ese tipo de manera. Así pues, una espada algo vieja cuelga de su cinturón, sin valor alguno y ligeramente oxidada para su propia protección.

Historia:

Descúbrase onrol.

Raxtar

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 26/07/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Arelbert

Mensaje por Raxtar el Vie Jul 28, 2017 1:55 pm

Diario de Arelbert:

Primera entrada: La arena.

¿Cuanto tiempo ha pasado desde que esa pequeña rata se escabullese entre nuestros dedos? ¿Una semana? ¿Dos quizas? No llevaba la cuenta y el tiempo habia comenzado a correr en mi contra para averiguar donde ese malnacido se encontraba si no queria acabar pagando yo por lo que el había hecho. ¿Como iba a saber que traicionaria a toda la cofradia? Julius parece ser el que mas ansia que ese tipo sea encontrado, pero al ser mi fallo por no haberme percatado antes, he de buscar a esa escurridiza rata.

Hace poco logre una pequeña pista un hilo bastante fino del que poder tirar... Decian haber visto a un hombre que encajaba en la descripcion de William dirigirse hacia un torneo que se habia organizado en la arena Gurubashi. Reuni algo de comida y me prepare, comenzando mi viaje hacia ese lugar tan... "calido".

Consegui subirme como polizonte en un par de carros, algo que me ahorro bastante tramo del viaje, ademas de aumentar mi seguridad debido a la presencia de salvajes en esa zona, aunque eso no evito que casi me atrapara alguno de los guardias de esa pequeña caravana en un par de ocasiones.

Cuando llegue finalmente a la arena, parecia que ya habia empezado y que ofrecian un premio monetario alto jugoso, por lo que fui a apuntarme, despues de todo, era un torneo de novatos, por lo que me podria resultar util para practicar un poco con la espada y, si se daba el caso de mi proxima muerte, rendirme, de forma que la victoria seria dada al otro pero conservaría la mia.

Roxie era nombre de la goblin que se encargaba de ese torneo, con quien tuve que hablar y la cual me coloco mi primer combate un poco despues de haber hablado con ella. Lo curioso fue que me puso a una muchacha demasiado cantosa como rival "Mavra" dijeron que era su nombre, una "favorita" de la arena, pero seria una por el espectáculo seguramente pues por el aspecto dudo fuera y menos aun por su "habilidad". ¿Quien demonios usa una cadena como arma con un cuerpo tan esmirriado? Ni si quiera sabia manejarla mas que para intentar azotar pesadamente alguna parte de mi cuerpo y aun asi, era demasiado lenta, aunque he de reconocer tenia buenos reflejos para despues intentar propinar algun golpe si fallaba el cadenazo, que era casi siempre.

Decidi acabar rápidamente con ella, atravesando el brazo en el que tenia la cadena, de esa forma, cada vez que la usara o moviera, ella misma se haria daño al haber atravesado el musculo. Seguidamente, para inmovilizarla, le atravese la rodilla desde un costado, eso deberia dejarle alguna secuela que evite sea tan inconsciente de a futuro. Una cadena... Los jovenes y sus locas fantasias por parecerse a ese tipo de la cantonada del "Asesino de dioses"... Los bardos deberian aprender a no inventarse historias asi, despues son demasiados jovenes credulos los que creen pueden lograr lo mismo y acaban en una alcantarilla con un puñal a la espalda.

Tras eso, subi a ver el resto de combates hasta que un hombre en concreto hizo acto de presencia, hablando de la muerte de una tal "Sandra de las arenas" que era su "prometida"... No me parecia nada convincente ese hombre y tras las descripciones que reuni despues, esa chica seguramente solo era una actriz con ligeros conocimientos de esgrima que se hacia pasar por una luchadora y encontro su final en una actuación contra el tal Malakai.

Los combates prosiguieron y acabe derrotado por un pandaren... Una derrota y una victoria... Pense al menos me llevaria algo, pero solo fue participar en el siguiente torneo... Quizas ahí pueda averiguar algo mas sobre lo que paso con esa tal Sandra y aquel que decia ser su prometido... Cuando recorde sobre William, decian haberlo visto partir hacia Bahía, por lo que fue alli a donde me dirigi despues.

Raxtar

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 26/07/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Arelbert

Mensaje por Raxtar el Sáb Jul 29, 2017 3:20 am

Segunda entrada: Un problema explosivo

Bueno... Ahora tengo algo de paz para poder escribir con mas calma... Hace poco llegue a Bahia del Botin y no hubo resultado para encontrar a ese mal nacido de William. Como si la tierra se lo hubiese tragado, pues nadie sabia nada de el... He de admitir en ese momento me hubiera venido bien un gnomo para poder desahogarme a golpes de la rabia que sentia, pero tuve que contenerme, mas cuando escuche dos voces conocidas... Kwang, el pandaren que me derroto en la arena y el "gran magister" Erailas, el derrotado en la arena por un gnomo que le "apuñalo" en el tobillo, lo que hizo empezara a lloverle bastante comida podrida, verduras sobretodo.

El duo parecia estar charlando sentados en el borde del nivel superior de la zona, junto a una mujer de cabellos rojos de bastante buen ver, suficiente para animarme y distraer mi mente con otros "asuntos" algo mas privados. Decidi unirme para conocer un poco mejor a ese curioso trio, sobretodo al pandaren que ahora recuerdo me debe una cerveza o dos según dice por haber apalizado a esa mestiza llamada Mavra.

Fue en esa charla que vimos un navio destrozado que comenzaba a acercarse al muelle a toda velocidad, algo que alarmo a los goblins enseguida, provocando que todos los "civiles" corrieran a esconderse mientras se acababa de hundir ese navio, pero por suerte o desgracia, la zona inferior acabo destrozada y cerrada, rescatando del sitio a una pandaren que estaba gritando sobre una hidra que les devoraria a todos, justo el mismo tema que hablaban Kwang y Erailas cuando estabamos sentados.

El gordete no pudo evitarlo y salto diciendo que era su hermana.... Acababan de tocarle el bolsillo a los goblin y eso es algo que cualquiera sabe que no se ha de hacer, por lo que fue una malisima idea lo que el pandaren hizo... Y el elfo se unio tratando de defenderlo, lo que ocasiono se llevara un mazazo en la pierna y ser arrestado tambien... Por suerte, la señorita Fortuna fue algo mas inteligente y prefirió no meterse.

Por mi parte espere que algo saliera del "cuartel" de los truhanes, viendo como se llevaban a rastras el cadaver de la pandaren... Pero algo llamo mi atención, por lo que los seguí y cuando ya estabamos solos es cuando hable... Conseguí me dejaran examinar el cadaver de esa mujer, aunque no encontre marcas de tortura antiguas, tampoco señales que denotaran su pertenencia a algun grupo concreto, aunque esto se debia al destrozo que habian hecho los goblins en su paliza a la pobre... Lo que si que vi era los ojos de esta brillando en un tono azulado/violaceo, similar a la magia esa que usan los magos.... Extraño... ¿Quizás alguien se estuviera dedicando a enloquecer a inocentes para que cometan actos suicidas contra el baron Revilgazz? No, no podia ser... O eso pensaria si no fuera porque Kwang y Erailas comentaron que encontraron a un vagabundo en el mismo estado, afirmando que alguien queria enfrentarse a los goblins y ellos eran como su "herramienta".

Demasiados cabos sueltos que atar... Pero por el momento debiamos ir con calma... Sobretodo porque esto ahora era asunto mio, ya que recibiria doce platas y media por el trabajo, algo que me vendria bastante bien tras el soborno a los truhanes para ver ese sanguinolento cadaver... Ahora sera mejor descanse y piense para ver como enlazar todo... Pocas pistas, ambiguas y demasiadas posibilidades...

Raxtar

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 26/07/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Arelbert

Mensaje por Raxtar el Mar Ago 01, 2017 11:33 pm

Tercera entrada: Cultistas

Resulta que hoy era la reunión con el cultista... Finalmente, tras hablar con Kwang, el pandaren, este se negó a unirse y seguir nuestro plan de infiltrarnos, pero aun así nos siguió para ver si conseguía cobrar un pequeño pago prometido. El punto fue en el mismo sitio donde nos juntamos por primera vez y tras una breve, pero acalorada "discusión", Kwang se fue. No paso mucho hasta que un ruido nos alertara, un grito del mismo pandaren... Fue entonces que la cosa comenzó a complicarse en bastante medida... El orco comenzo a tensarse, Erailas complico la situacion mas si cabia, mientras que el resto estaban escuchando o deseosos de huir.

En un descuido, ese malnacido del culto abrió una trampilla para huir, mientras que el resto buscaba escapar por la principal, yo me tire trampilla abajo para perseguirle, seguido de Erailas, un tuerto recién conocido y Fortuna, los cuales cayeron o mal, o de culo... Pobres... Son un poco patosos realmente, seria mejor esas cosas me las dejaran a mi ahora en adelante... El caso... Comencé a perseguir al orco por las callejuelas, aunque consiguió despistarme en un principio, ese tipo no estaba acostumbrado a correr, por lo que simplemente agudice el oído para tratar de escuchar sus jadeos y maldiciones... Le encontré... Avance en silencio a por el, aunque logro verme e intento sobornarme incluso... Demasiado poco apego tenia a ese oro, algo raro realmente.

Acabamos en una habitación vacía, donde le pude hacer un breve interrogatorio sin demasiado éxito, sacarle el resto de monedas y poco mas, pues llegaron el resto haciendo de la situación mas digna de una comedia que de lo que realmente era... Kwang y Erailas comenzaron a interrogarle entonces, mientras que yo volvía por algunas monedas y después iba en busca de Fortuna, la desaparecida Fortuna... Esa maldita niña tiene el don de meterse en líos y que parezcan cosas demasiado sucias a decir verdad... Tras una discusión con el panda y el elfo, nos pusimos en marcha a buscar a Fortuna, donde corrimos una aventura que fue, desde que el panda recibiera un impacto electrizante por parte de una maga que había despertado la obsesión del elfo, hasta que intentaran cañonearnos... ¡Acabando con que Fortuna jamas había salido de Bahía pues nos recibió!

Después de eso marchamos a la posada a descansar y mientras ellos se lamían las heridas yo pude comprobar lo que ya sospechaba... Esas monedas de oro eran falsas, como mucho valdrían diez platas... Diez plateadas cada una... Me quede con ocho de ellas para venderlas, mientras que la ultima la usaría para intentar doblar las ganancias... Lo siento por el resto del grupo, pero me quedare con el pago por haber acabado intacto y habiendo actuado algo mas que el resto, con algo de cabeza... Un "pago" por niñera cuidar sus espaldas, del que ellos no sabrán de momento

Raxtar

Mensajes : 9
Fecha de inscripción : 26/07/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Arelbert

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.